¿Podría tomar baños de sauna ayudar a frenar el aumento de peso durante la menopausia?

sauna
Adobe Stock
Summary

Puntos clave

  • La terapia de calor ayudó a los ratones hembra a contrarrestar los efectos de la menopausia

  • Aumentaron menos de peso e hicieron un mejor uso de la insulina, que controla el azúcar en la sangre, informan los investigadores

  • Todavía no está claro si los saunas o los baños de vapor harían lo mismo con las personas

MIÉRCOLES, 3 de julio de 2024 (HealthDay News) -- Una sauna de 30 minutos o un baño de burbujas tibio todos los días podrían ayudar a las mujeres de cierta edad a defenderse del aumento de peso no deseado.

Esa es la conclusión prometedora de un estudio en ratones que muestra el potencial de los tratamientos térmicos en mujeres posmenopáusicas. 

Los investigadores encontraron que los ratones hembra mayores que recibieron un tratamiento de calor de cuerpo entero de media hora de duración aumentaron menos de peso e hicieron un mejor uso de la insulina, que ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

Pero antes de incluir una sesión de baño de vapor o sauna en tu calendario diario, ten en cuenta que los resultados de la investigación con animales no siempre se dan en las personas.

Aun así, "nuestro estudio sugiere que la terapia de calor para todo el cuerpo podría servir como una solución efectiva y no invasiva para gestionar el aumento de peso y la resistencia a la insulina asociados con la menopausia", señaló el investigador principal, Soonkyu Chung, profesor asociado de nutrición de la Universidad de Massachusetts Amherst.

Dijo que la terapia de calor podría ser una opción práctica para las mujeres posmenopáusicas cuyas cinturas en expansión las ponen en riesgo de enfermedades metabólicas provocadas por cambios hormonales. 

"Podría integrarse fácilmente en las prácticas rutinarias de atención médica a través de sesiones regulares en saunas, baños calientes o con envolturas térmicas especializadas", dijo el investigador Rong Fan, candidato a doctorado asesorado por Chung.

En el estudio, los investigadores extirparon los ovarios de ratones hembra mayores para replicar las afecciones posmenopáusicas. Los ratones fueron alimentados con una dieta occidental con un 45% de calorías provenientes de la grasa. Durante 12 semanas, un grupo pasó 30 minutos al día en una cámara de calor a 104 grados Fahrenheit. El otro grupo no recibió tratamiento térmico.

Aquellos que recibieron tratamiento térmico tenían niveles significativamente más bajos de una enzima (lactato deshidrogenasa) relacionada con el daño tisular relacionado con la edad. La terapia también ayudó a compensar el aumento de peso inducido por una dieta alta en grasas.

En comparación con los otros ratones, el grupo de terapia de calor tenía menos acumulación de grasa en áreas clave como el hígado y en la grasa marrón, que ayuda al cuerpo a quemar energía. Las personas tienden a perderlo a medida que envejecen, lo que ralentiza el metabolismo.  

Los investigadores descubrieron que el calor desencadena varios procesos que ayudan al cuerpo a quemar grasa y usar la energía de manera más eficiente. 

"Un jugador clave es una proteína conocida como TRPV1", escribieron. "Cuando se activa por el calor, TRPV1 pone en marcha un proceso conocido como ciclo de calcio inútil, en el que el cuerpo utiliza energía... para bombear iones de calcio a través de las membranas celulares. Este proceso ayuda a aumentar la cantidad de energía que el cuerpo quema".

Ese proceso también estimula la quema de grasa, reduciendo la acumulación de grasa en el hígado y mejorando la sensibilidad a la insulina. 

"Esta serie de eventos sugiere que la aplicación regular de calor puede imitar los eventos de la quema de calorías y la pérdida de grasa", dijo Fan, que presentó los hallazgos el domingo en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición (American Society for Nutrition), en Chicago. 

Las investigaciones presentadas en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por pares.

"[La terapia de calor] podría ser particularmente ventajosa para los individuos que encuentran desafiantes las actividades físicas, ya que proporciona una forma relajante de mejorar la salud metabólica", añadió Fan en un comunicado de prensa de la reunión.

Los investigadores enfatizaron que se necesitan más estudios para confirmar la seguridad y la eficacia de la exposición al calor para la salud, así como la duración e intensidad óptimas de la terapia.

Más información

Harvard Health ofrece más información sobre los efectos de las saunas en la salud.

FUENTE: Sociedad Americana de Nutrición, comunicado de prensa, 1 de julio de 2024

Summary

¿Qué significa esto para ti?

La terapia de calor puede algún día ayudar a mantenerte más saludable a medida que envejeces.

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com