Una de cada cuatro adolescentes tiene una enfermedad de transmisión sexual

Investigadores de los CDC hallan que la mayor carga recae sobre las adolescentes afroestadounidenses

MARTES 11 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio gubernamental reciente sugiere que más de tres millones de adolescentes tienen al menos una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

El grupo más gravemente afectado es el de las adolescentes afroestadounidenses. De hecho, el 48 por ciento de las adolescentes afroestadounidenses tienen una ETS, en comparación con el veinte por ciento de las blancas.

"El hallazgo es alarmante", dijo durante la teleconferencia la Dra. Sara Forhan, de los Centros Estadounidenses para la Prevención y Control de Enfermedades. "Una de cada cuatro adolescentes de los EE.UU. tiene al menos una de las cuatro ETS más comunes que afectan a las mujeres".

"Estas cifras se traducen en 3.2 millones de mujeres jóvenes de todo el país que están infectadas con una ETS", dijo Forhan. "Esto significa que una cifra demasiado elevada de mujeres jóvenes está en riesgo de sufrir los graves efectos de las ETS si no se tratan, como la infertilidad y el cáncer de cuello uterino".

Entre las ETS comunes se encuentran el virus del papiloma humano (VPH), la clamidia, el virus del herpes simple y la tricomoniasis, destacó Forhan.

Forhan anunció los resultados como parte de la Conferencia nacional sobre prevención de las ETS de los CDC celebrada en el 2008 en Chicago.

"Estos hallazgos, en efecto, hacen que nos detengamos un momento a reflexionar respecto a la atención que damos a las adolescentes sexualmente activas", dijo la Dra. Elizabeth Alderman, especialista en medicina del adolescente del Children's Hospital de Montefiore en la ciudad de Nueva York y presidenta del Comité ejecutivo de la sección de salud del adolescente de la American Academy of Pediatrics. "Las cifras son en verdad sobrecogedoras".

Forhan anotó que la mayor parte de la carga de las ETS recae sobre las mujeres jóvenes afroestadounidenses. "Entre las adolescentes afroestadounidenses, cerca de una de cada dos estaba afectada, en comparación con una de cada cinco de las adolescentes blancas", apuntó.

En términos de disparidad racial, "es lo que siempre hemos observado, es algo muy deplorable", dijo Alderman.

En el estudio, el equipo de Forhan recopiló los datos de 838 adolescentes entre 14 y 19 años que participaron en la encuesta National Health and Nutrition Examination Survey entre 2003 y 2004. En el estudio no se incluyeron la sífilis, la gonorrea o el VIH, pues otros estudios anteriores habían encontrado una baja prevalencia de estas enfermedades en este grupo de edad.

El VPH y la clamidia fueron las ETS más comunes entre las adolescentes, dijo Forhan. "Casi una de cada cinco tenía una cepa del VPH relacionada con el cáncer de cuello uterino o las verrugas genitales", agregó.

"Necesitamos examinar a las adolescentes sexualmente activas y proporcionarles la vacuna contra el VPH", apuntó Alderman. "Las recomendaciones indican que hay que examinar a las adolescentes sexualmente activas, pero muchas no informan a su proveedor de atención de la salud que mantienen relaciones sexuales, aún si se les pregunta", apuntó.

En cuanto a la clamidia, el cuatro por ciento de las adolescentes tenía esta ETS, dijo Forhan. "La mayoría de las infecciones por clamidia no presentan síntomas. Si no se trata, puede conducir a la enfermedad inflamatoria pélvica, que deja a estas jóvenes en riesgo de embarazo atópico, dolor pélvico crónico o infertilidad", subrayó.

Además, el estudio halló que el 2.9 por ciento de las mujeres jóvenes tenía tricomoniasis y el dos por ciento estaba infectada con herpes genital, dijo Forhan.

De acuerdo con Forhan, alrededor del cincuenta por ciento de las adolescentes informó tener relaciones sexuales. La prevalencia de las ETS en este grupo fue de cuarenta por ciento. "Aún cuando las adolescentes informaban tener una sola pareja sexual a lo largo de su vida, una de cada cinco tenía una ETS", anotó.

"Si una adolescente elige ser sexualmente activa, necesita protegerse y hacerse exámenes para detectar estas infecciones", dijo Alderman. "Todas las chicas entre los 11 y 26 años deberían ser vacunadas contra el VPH".

Entre las mujeres que tenían ETS, el quince por ciento tenía más de una infección, agregó Forhan.

"Estos datos ofrecen el panorama más claro hasta la fecha de la carga total de las ETS en las adolescentes de EE.UU.", dijo Forhan. "El estudio también subraya la importancia de abordar las disparidades raciales en las tasas de ETS entre mujeres jóvenes".

La raza en sí misma no es un factor de riesgo para las ETS, dijo Forhan. Sin embargo, los factores como el acceso limitado a la atención de la salud, la pobreza, la prevalencia en la comunidad de las ETS y la percepción errónea respecto al riesgo individual son algunas de las razones por las que los índices de ETS son especialmente altos entre las adolescentes afroestadounidenses, destacó.

Más información

Para saber más información sobre las ETS, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com