Una intervención preescolar redujo la tendencia a la obesidad

Los niños del programa consumieron más frutas, verduras y menos comida basura

MIÉRCOLES 12 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un programa de intervención preescolar para controlar el peso inculcó hábitos alimenticios saludables a niños de entre dos y cinco años, según muestra un estudio reciente.

En el estudio, realizado por investigadores de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, participaron niños de diversos grupos étnicos y de familias de bajos ingresos que asistían a ocho guarderías subsidiadas del condado de Miami Dade. Los niños fueron asignados a un grupo de intervención o de control.

Los del grupo de intervención participaron en un programa de prevención de la obesidad en el preescolar y con la familia durante seis meses. La parte del programa que correspondía al preescolar incluía los siguientes cambios en el menú y la educación.

  • El menú promovía el agua como bebida principal para los niños y el personal, ofrecía sólo leche descremada o al 1 por ciento, limitaba el consumo de jugos y bebidas endulzadas, e incluía frutas y verduras como refrigerio con la mayor frecuencia posible.
  • Los profesores eran educados semanalmente sobre cómo incorporar lesiones sobre nutrición y actividad física, y sobre cómo entender mejor y vencer las barreras ambientales, culturales y cognitivas de los niños para poner en marcha una dieta saludable rica en fibra y baja en grasa.

La parte que correspondía a la familia estaba diseñada para reforzar lo que los niños habían aprendido en la guardería, como cenas mensuales con los padres para educarlos respecto al etiquetado de los alimentos, el tamaño de las porciones y la pirámide alimenticia; boletines informativos que abordaban varios temas como los malos comedores, consejos para elaborar alimentos de modo saludable, alternativas saludables a la comida rápida, recetas y refrigerios saludables; así como actividades para el hogar como la degustación de diferentes verduras y varios tipos de leche baja en grasa.

Cuando compararon a los niños del grupo de estudio con los de control, los investigadores concluyeron que el programa es una estrategia de prevención eficaz contra la obesidad.

"Aunque el 68.4 por ciento de los niños tenía un peso normal al comienzo del estudio, éste se incrementó en 73 por ciento con el seguimiento. Además, el porcentaje de los niños que estaba en riesgo de sobrepeso se redujo de 16 a 12 por ciento", dijo en una declaración preparada la autora principal del estudio, Sarah E. Messiah, profesora adjunta de investigación en la división de investigación clínica pediátrica.

En comparación con los niños del grupo de control, los del programa de intervención consumieron más frutas, verduras y menos comida basura, y también bebieron menos jugos y más leche al 1 por ciento. En promedio en el grupo de intervención, el consumo de papas fritas se redujo de diariamente a ninguno; el consumo de galletas se redujo en cincuenta por ciento; los niños consumieron 25 por ciento más de frutas y verduras frescas; el consumo de agua aumentó en 20 por ciento mientras que el de jugo se redujo en 50 por ciento; y los niños bebieron 20 por ciento más leche al 1 por ciento.

"En el grupo de control, el consumo de pasteles y galletas de hecho aumentó de 35 a 75 por ciento, respectivamente, mientras que el consumo promedio de fruta fresca y agua se redujo", destacó Messiah.

"Esperamos que nuestro estudio tenga algún impacto sobre la política del país para fomentar estándares más saludables para las comidas que se sirven en las guarderías. Si conseguimos mejorar las actitudes hacia la nutrición y la actividad física en la primera infancia, podremos influir potencialmente sobre el comportamiento adulto y empezar a confiar en que la epidemia de obesidad de la salud pública llegue a su fin", apuntó.

El estudio iba a ser presentado el miércoles en la Conferencia sobre nutrición, actividad física y metabolismo de la American Heart Association, en Colorado Springs, Colorado.

"Nadie pone en duda que estamos ante una epidemia de la obesidad en este país", dijo en una declaración preparada la coautora del estudio Ruby Natale, profesora asistente de pediatría clínica. "Niños incluso desde los 7 años experimentan consecuencias de salud por tener sobrepeso, lo que sugiere que la intervención debe ponerse en marcha a una edad lo más temprana posible e involucrar a toda la familia".

Más información

La Nemours Foundation tiene más información sobre los el sobrepeso y la obesidad en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com