Una nueva prueba predice el riesgo posquirúrgico de lesión renal

Este hallazgo podría conducir a tratamientos oportunos y a mejores resultados en los pacientes

MIÉRCOLES 12 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio piloto muestra que una simple prueba de laboratorio permite detectar a los pacientes en riesgo de desarrollar lesión renal aguda (AKI en inglés) después de una cirugía hasta tres días más pronto de lo que sería detectado el problema.

El hallazgo podría conducir a tratamientos oportunos y a mejores resultados en los pacientes, señalan los investigadores.

La prueba mide un marcador biológico llamado lipocalina relacionada con la gelatinasa del neutrófilo (NGAL) en la orina

"La NGAL en la orina constituye un marcador predictivo precoz altamente eficaz de la lesión renal aguda, que antecede el incremento de la creatinina sérica, el estándar por excelencia, por varias horas o días", dijo en una declaración preparada el autor del estudio Dr. Prasad Devarajan, del Centro Médico del Hospital infantil de Cincinnati.

"Un aumento precoz de la NGAL en la orina desencadenaría un cambio inmediato en la gestión clínica, lo que haría que los cuidadores estén alerta del alto potencial de que se desarrolle la lesión renal aguda clínica", dijo Devarajan. La monitorización estrecha y el tratamiento podrían ayudar a evitar el desarrollo de la lesión renal aguda.

En este estudio, Devarajan y colegas analizaron a 196 niños que se habían sometido a una cirugía de derivación cardiopulmonar (CPB en inglés) para reparar defectos cardiacos congénitos. Esta cirugía es un factor de riesgo importante para la lesión renal aguda, una complicación seria que puede causar pérdida permanente de la función renal o incluso la muerte.

La lesión renal aguda apareció en el 51 por ciento de los niños, a los que se les diagnosticó lesión renal aguda al tomar en cuenta los niveles elevados de creatinina dos o tres días después de la cirugía. Los investigadores hallaron que los niveles de NGAL en orina empezaban a aumentar en los niños a las pocas horas de la cirugía. Los niveles de NGAL eran 15 veces más altos de lo normal a las dos horas y 25 veces más elevados de lo normal a las cuatro horas.

Los niveles de NGAL en la orina fueron altamente precisos en la predicción del riesgo de la lesión renal aguda, dijeron los investigadores, que hallaron que el nivel de NGAL a las dos horas permitió identificar al 90 por ciento de los niños que posteriormente desarrollarían la lesión renal aguda. La NGAL en orina también predijo la gravedad de la lesión renal aguda. Los niños que tenían mayores niveles de NGAL en la orina eran más propensos a necesitar diálisis, a morir y a tardar más tiempo en recuperar la función renal.

El estudio, que aparece en la edición de mayo de la Clinical Journal of the American Society of Nephrology, recibió financiamiento de Abbott, que está desarrollando la prueba de NGAL.

Se necesitan más investigaciones sobre los diferentes grupos de pacientes para confirmar el valor de la NGAL como marcador biológico para identificar a los que están en alto riesgo de lesión renal aguda, aseguró Devarajan.

Más información

La National Kidney Foundation tiene más información sobre la lesión renal aguda.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com