Una prueba predice el curso de un tipo raro de leucemia

El hallazgo podría señalar el camino para tratamientos contra la LLC más focalizados

MIÉRCOLES 25 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- Una nueva prueba para un marcador genético podría brindar a algunas personas con leucemia linfocítica crónica (LLC) una tranquilidad mental, pero al mismo tiempo podría hacerle saber a otros que puede que necesiten empezar un tratamiento contra su cáncer.

En un estudio que aparece publicado en la edición del 26 de agosto del New England Journal of Medicine, los investigadores informaron que la ZAP-70 es una proteína que aparece mayormente en personas con la forma más agresiva de la LLC.

"Necesitamos mejorar cómo tratamos esta enfermedad e identificar con prontitud qué pacientes resultan problemáticos, y darles la opción de mirar nuevas opciones de tratamiento", indicó el autor principal del estudio, el Dr. Thomas Kipps, subdirector de investigación del Centro para el Cáncer Moores de la Universidad de California, en San Diego.

"Este estudio valida que ZAP-70 es un marcador útil, y ayuda a identificar quiénes podrían necesitar el tratamiento", afirmó Kipps.

La leucemia linfocítica crónica es una enfermedad relativamente rara, que afecta a cerca de 8,200 estadounidenses cada año, de acuerdo con el National Cancer Institute. La enfermedad ocurre más a menudo en individuos de mediana edad y personas mayores. Cerca de 5,000 personas mueren cada año de esta enfermedad.

La LLC se manifiesta en dos formas, según el Dr. Terry Hamblin, profesor de inmunohematología de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, y autor de un editorial acompañante en la misma edición de la revista. Una forma tenía una expectativa promedio de vida de alrededor ocho años y era siempre mortal. La otra forma tenía un promedio de vida de 25 años, y según Hamblin la mayoría de las personas con esta forma de la enfermedad mueren de otras causas que por el cáncer en sí mismo.

Kipps indicó que el problema es que si tratamos a todo el mundo con LLC, aquellos que tienen la forma de progresión lenta de la enfermedad pueden resultar más enfermos que si no hubieran sido tratados. Por tanto, el protocolo actual de tratamiento es vigilar y esperar, sin tratamiento, hasta que los síntomas de la enfermedad se hagan evidentes. Pero Kipps sostiene que para las personas con manifestaciones de la enfermedad más agresiva, un tratamiento temprano podría ser más efectivo.

Es por ello que los investigadores han estado analizando el ADN de los pacientes con LLC para ayudar a separar aquellos que tienen el curso más severo de la enfermedad de aquellos que puede que nunca necesiten el tratamiento.

Hamblin descubrió una manera de analizar el ADN de personas con LLC. Determinó que si estaban presentes ciertas mutaciones específicas, el pronóstico general del paciente era bueno. Sin embargo, esta prueba era muy costosa y requería mucho tiempo, por tanto no todos los laboratorios podrían realizarla.

Entonces, explicó Hamblin, investigadores de los National Institutes of Health identificaron variedades en alrededor de 200 genes que diferenciaban las dos formas de la enfermedad. ZAP-70 fue el que mostró la mayor variación, apuntó. Estaba presente en células cancerígenas sin mutación pero ausente en las células con mutación.

Varios grupos de investigadores se pusieron a trabajar para crear una manera menos costosa de detectar la ZAP-70. Según Hamblin, tres grupos de investigadores, incluyendo el grupo de Kipps, desarrollaron pruebas similares que podían ser desarrolladas en la mayoría de laboratorios.

Kipps resaltó, sin embargo, "este no es un mundo perfecto. Existen pacientes que manifiestan genes sin mutación que no manifiestan la ZAP-70, y a la inversa, algunas personas tienen genes con mutación que manifiestan la ZAP-70".

Lo que es más importante, indicó Kipps, es el nivel de ZAP-70. Kipps explicó que los investigadores que trabajan en este proyecto estudiaron un par de gemelos de 57 años, ambos con LLC. Ambos tenían células cancerígenas con mutación, pero uno tenía células cancerígenas que manifestaron ZAP-70. Ese gemelo tenía la forma más severa de la enfermedad, apuntó Kipps.

"Esto nos da una clave para trabajar más de cerca con los niveles de ZAP-70. Cuando la prueba está por debajo de un cierto nivel de ZAP-70, los pacientes aparentan tener un curso [menos severo]", explicó Kipps.

Al observar las células B de 307 personas con LLC, Kipps indicó que encontraron manifestaciones de ZAP-70 por encima del umbral del nivel en 117 de 164 personas con gen sin mutación, y 24 de 143 personas con gen con mutación.

El tiempo promedio antes de iniciar el tratamiento era de 2.8 años para aquellos con gen sin mutación y 4.2 años para aquellos con gen con mutación y altos niveles de ZAP-70. Para aquellos que no tenían altos niveles de ZAP-70, el tiempo promedio antes del tratamiento era de 7.1 años con gen sin mutación y 11 años para aquellos con gen con mutación.

Además, de señalar quién está en necesidad de tratamiento y quien no debía recibir la terapia, indicó Kipps, la ZAP-70 podría ofrecer claves importantes para desarrollar nuevos tratamientos.

"Estamos aprendiendo más sobre la célula de leucemia y qué la ayuda a sobrevivir y a progresar. Deseamos ver cómo podemos interferir con su manifestación, y tal vez podamos contrarrestar la tendencia del problema", apuntó Kipps.

Más Información

Para saber más sobre la leucemia linfocítica crónica, visite el National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com