El divorcio también afecta a los bebés

Los bebés que pasan la noche en diferentes hogares reflejan problemas de vínculos afectivos

Martes, 8 de abril (HealthDayNews) -- Bebés quienes pasan noches en diferentes hogares de padres separados o divorciados tienen problemas en establecer lazos firmes con sus padres.

Un estudio de California realizado por investigadores en Mills College y el Programa de Salud Mental de la Infancia Temprana examinó a 145 bebés y encontró que 66 por ciento de los bebés de 12-18 meses de nacidos quienes recibieron visitas en la noche en diferentes hogares tenían débiles vínculos con sus padres, en comparación con bebés quienes vivían en hogares separados, o intactos, quienes vieron a sus padres sólo durante visitas diurnas.

"Infantes afectados tienen experiencias repetidas con los vínculos en los cuales la proximidad y el contacto físico están severamente comprometidos, y hay una descomposición de estrategias que podrían haber utilizado para indicar a los padres su insatisfacción y buscar contacto y comodidad. Por lo tanto, bebés con vínculos débiles podrían tener dificultad al lidiar con la separación y los encuentros con el padre en un ambiente de laboratorio, y no confiar en sus padres como fuente para manejar el estrés", indicó un comunicado noticioso acerca del estudio. Las visitas nocturnas no fueron el único factor que afectó los lazos afectivos de los bebés. Otros factores importantes incluyeron: la capacidad de las madres para proteger a su bebé del estrés de la separación de los padres; la capacidad de los padres de comunicarse y cooperar acerca del bienestar del bebé; y la extensión del conflicto entre los padres.

Los investigadores indicaron que es importante que los padres mantengan sus problemas alejados de los bebés. Los padres quienes están divorciados o separados también necesitan prestar atención al comportamiento de su bebé.

Posibles señales de que un bebé está teniendo problemas con las visitas nocturnas en diferentes hogares de padres separados o divorciados incluyen cambios de comportamiento notables tales como rabietas y incapacidad para dormir durante la noche.

Los autores del estudio sugieren que los padres comiencen con evaluar las visitas nocturnas y las ajusten de acuerdo con cuán bien responde el bebé.

Más información

He aquí donde puedes conocer más acerca del impacto del divorcio.

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com