El cambio climático empeora la salud cardíaca de las personas en el mundo

Clima Calor Caliente
Adobe Stock
Summary

Puntos clave

  • El cambio climático está dañando la salud del corazón en todo el mundo

  • Las altas temperaturas, los desastres, la contaminación por ozono y el humo de los incendios forestales están contribuyendo a las enfermedades cardíacas

  • Las personas mayores, las de menos recursos económicos y las minorías son las más afectadas

JUEVES, 13 de junio de 2024 (HealthDay News) -- El cambio climático está dañando la salud cardiaca de las personas de todo el mundo, advierte una revisión reciente.

Las temperaturas extremas, los huracanes y otros fenómenos meteorológicos peligrosos contribuyen a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y muerte relacionada con el corazón, reportaron los investigadores en la edición del 12 de junio de la revista JAMA Cardiology.

"El cambio climático ya está afectando negativamente a la salud cardiovascular en EE. UU. y en todo el mundo", señaló el investigador Dhruv Kazi, director asociado del Centro de Investigación de Resultados del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston. "Se necesitan medidas urgentes para mitigar el riesgo cardiovascular relacionado con el cambio climático, particularmente entre nuestras poblaciones más vulnerables".

Durante el último siglo, la temperatura global promedio ha aumentado en más de 2 grados Fahrenheit, dijeron los investigadores. Esto ha provocado cambios a largo plazo en los patrones climáticos, el aumento del nivel del mar y la alteración de los ecosistemas.

Los 10 años más calurosos registrados han ocurrido en la última década, anotaron los investigadores.

Para esta revisión, los investigadores evaluaron datos de casi 500 estudios anteriores realizados entre 1970 y 2023.

Todos los estudios analizaron las asociaciones entre la salud cardíaca y los fenómenos meteorológicos, incluidas las temperaturas extremas, el humo de los incendios forestales, la contaminación por ozono, la intrusión de agua salada y eventos como huracanes, tormentas de polvo y sequías.

Descubrieron que la salud cardíaca de los adultos mayores, los grupos minoritarios y los pobres se ve afectada de manera desproporcionada por el cambio climático.

También encontraron que el riesgo para la salud cardiaca que plantean los fenómenos meteorológicos extremos puede durar meses o años tras el peligro inicial.

Por ejemplo, el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca se mantuvo elevado hasta un año después del huracán Sandy, que causó cerca de 20 mil millones de dólares en daños solo en la ciudad de Nueva York en 2012, anotaron los investigadores.

Además, algunos eventos, como los incendios forestales, pueden causar un riesgo generalizado a las personas que se encuentran a cientos de kilómetros del evento real. El humo de los incendios forestales aumenta el riesgo de paro cardiaco y otros problemas de salud cardiaca, según los estudios.

"Dado que ahora hay muchos estadounidenses que se exponen al humo de los incendios forestales cada año, como fue el caso del humo de los incendios forestales de los incendios canadienses que afectaron a la ciudad de Nueva York el verano pasado, se necesitan con urgencia más estudios para cuantificar con precisión este riesgo", planteó Kazi en un comunicado de prensa de Beth Israel.

Kazi enumeró las formas en que el cambio climático puede afectar la salud del corazón:

  • El calor extremo provoca un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial

  • El humo de los incendios forestales puede desencadenar una inflamación sistémica

  • Los desastres naturales causan angustia mental

  • Los huracanes y las inundaciones pueden interrumpir la atención médica de las personas

"Sabemos que estas vías tienen el potencial de socavar la salud cardiovascular de la población, pero la magnitud del impacto, y qué poblaciones serán particularmente susceptibles, necesitan más estudios", dijo Kazi.

También se necesita más investigación para evaluar el riesgo del cambio climático para la salud cardiaca en los países más pobres, donde las personas podrían tener un riesgo incluso más alto, añadieron los investigadores.

"Aunque faltan datos sobre los resultados en los países de bajos ingresos, nuestro estudio muestra que varios de los factores estresantes ambientales que ya están aumentando en frecuencia e intensidad con el cambio climático se vinculan con un mayor riesgo cardiovascular", señaló la investigadora sénior, la Dra. Mary Rice, neumóloga y médica de cuidados críticos del Centro Médico Beth Israel Deaconess.

Los pacientes también pueden tomar medidas para proteger su salud cardiaca planificando con anticipación y minimizando su exposición a cosas como el calor extremo y el humo de los incendios forestales, dijo Kazi.

Por ejemplo, los pacientes pueden desarrollar planes de contingencia para asegurarse de que tienen un suministro constante de los medicamentos necesarios en caso de una inundación o un huracán, dijo Kazi.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el cambio climático y la salud.

FUENTE: Centro Médico Beth Israel Deaconess, comunicado de prensa, 12 de junio de 2024

Summary

¿Qué significa esto para ti?

Las personas deben limitar su exposición al calor extremo y al humo de los incendios forestales, y planificar con anticipación para asegurarse de que se satisfagan sus necesidades de salud durante un evento meteorológico como un huracán o una inundación.

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com