Una nueva prueba evalúa el riesgo individual de cáncer de mama

Un estudio muestra que el número de glándulas productoras de leche y el tamaño de los lóbulos determinan los hallazgos

LUNES, 5 de octubre (HealthDay News/DrTango) -- Analizar el tejido mamario individual para detectar características estructurales específicas podría determinar con más precisión el riesgo que tiene una mujer de desarrollar cáncer de mama.

En la edición en línea del 5 de octubre de la Journal of Clinical Oncology, investigadores informan que mientras más acini, es decir sacos productores de leche, tiene una mujer y mientras mayor sea el tamaño de los lóbulos, más elevada será la probabilidad de que desarrolle cáncer de mama.

"Un número considerable de mujeres se somete a biopsias por resultados anormales en mamografías. Este número asciende a uno o dos millones al año sólo en EE. UU.", señaló el coautor del estudio Derek Radisky, profesor asistente de bioquímica en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida. "De éstos, cerca de un cuarto tiene resultados positivos de cáncer mientras que el resto se podría beneficiar de inmediato de este tipo de evaluación".

"Sabemos desde hace tiempo que los modelos de evaluación del riesgo de cáncer que tenemos no son perfectos, sobre todo para cada paciente individualmente, de modo que este enfoque es muy interesante. Aunque esto no cambiará nada para las mujeres que se acerquen a una clínica durante año siguiente", apuntó la Dra. Angela Bradbury, directora del Programa de evaluación de riesgo familiar Margaret Dyson del Centro Oncológico Fox Chase de Filadelfia. "No obstante, trabajos de investigación como éste son los que podrían materializarse en las clínicas en unos dos o tres años. Cualquiera cosa que mejora la evaluación del riesgo será útil".

Actualmente, factores como el historial familiar de cáncer de mama, el número de embarazos y la edad del primer embarazo son útiles para predecir la frecuencia con que el cáncer de mama se manifestará en una población más grande.

Sin embargo, estas mismas herramientas son indicadores pobres del riesgo individual.

"Son terribles de manera individual, así que no tenemos una herramienta individualizada que nos diga si una persona es más propensa o no al cáncer", apuntó Radisky.

Además del historial familiar y la genética, la mejor herramienta con la que cuentan los expertos para predecir el riesgo individual de cáncer de mama es el modelo Gail, que toma en cuenta la edad y el número de biopsias previas, así como el historial familiar y el historial de embarazos.

Sin embargo, los autores aseguraron que el modelo Gail es "apenas ligeramente mejor que el azar por sí mismo".

El caso del cáncer de cuello uterino o de colon es otro, pues los patólogos pueden afirmar a partir de características físicas del propio tejido qué probabilidad tiene una persona de desarrollar este tipo de cáncer.

El cáncer de mama se origina en los lóbulos mamarios. Los lóbulos deben desaparecer a medida que la mujer envejece, lo que reduce su riesgo de cáncer de mama, pero esto no siempre pasa.

Los autores analizaron el tejido de 85 pacientes de cáncer de mama (así como muestras iniciales de tejido tomadas antes del desarrollo del cáncer) y 142 muestras de control de mujeres que habían tenido enfermedades benignas de los senos.

Mientras más acini por lóbulo tenía una mujer y mayor era el lóbulo, más elevado era su riesgo de desarrollar cáncer de mama, hallaron los investigadores.

Esta nueva técnica demostró ser más precisa que el modelo de Gail.

El estudio fue relativamente pequeño según los estándares del cáncer de mama. Las investigaciones ulteriores no sólo deberán incluir a un mayor número de mujeres, sino que necesitarán incorporar factores de riesgo adicionales y deberán ser evaluados en un grupo independiente de mujeres, apuntó Radisky.

Aún así, apuntó, los resultados actuales "parecen muy buenos y me sorprendería que no se encontrarán más hallazgos coincidentes".

Si otros estudios replican estos hallazgos iniciales, esta prueba podría encontrar su lugar en la práctica clínica de manera fácil y rápida.

"Ese el poder real de este hallazgo. No es una prueba de alta tecnología". Se puede llevar a cabo en cualquier lugar en el que se tomen muestras y tenga un microscopio", señaló Radisky. "Tan pronto construyamos el modelo, se podrá realizar en cualquier escenario, usando factores disponibles para el médico mediante preguntas al paciente y tomando muestras de tejido, que pueden ser evaluadas por un patólogo de cualquier lugar de Estados Unidos".

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer tiene más información sobre los factores de riesgo del cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com