Un gen podría ser el vínculo entre obesidad y cáncer de colon

Un estudio encuentra que la variante está relacionada con la adiponectina, una hormona de la grasa

MARTES, 30 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los investigadores han descubierto una relación genética entre la obesidad y el riesgo de cáncer de colon. El descubrimiento podría llevar a una mayor precisión en la predicción de quién está en riesgo de la enfermedad, señalan los expertos.

Las investigaciones han sugerido que el riesgo de cáncer de colon aumenta junto al peso, pero este hallazgo apunta al motivo genético de la relación.

"Hemos descubierto que una variante genética en el gen de la adiponectina, llamado ADIPOQ, está asociado al riesgo de cáncer de colon", afirmó el investigador principal, el Dr. Boris Pasche, director de la división de hematología y oncología del Centro oncológico integral de la Universidad de Alabama en Birmingham. "Esta variante genética podría identificar a los individuos que tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal", apuntó.

El informe aparece en la edición del 1 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.

Para el estudio, el equipo de Pasche se enfocó en el ADIPOQ. Este gen promueve la formación de una hormona de la grasa llamada adiponectina. La gente que hereda una variante común del gen tiene un riesgo hasta 30 por ciento menor de cáncer de colon frente a la gente que no tiene esta variante genética, encontró el estudio.

Por otro lado, los investigadores creen que la ente que no tiene esta variante genética, o las personas que tienen niveles altos de adiponectina en la sangre, podrían tener un riesgo ligeramente más elevado de cáncer de colon y podrían beneficiarse de una evaluación preventiva precoz para la enfermedad.

"La adiponectina, una hormona secretada exclusivamente por el tejido adiposo [graso], está ahora genéticamente vinculada con el cáncer colorrectal", señaló Pasche. "Esta es la primera evidencia de que las variantes genéticas de una 'hormona de la grasa' afectan el riesgo del cáncer colorrectal", enfatizó.

Todavía no está claro si la gente que no tiene esta variante genética puede reducir su riesgo de cáncer de colon a través de la dieta y el ejercicio, apuntaron los investigadores.

"Esto añade algo más a nuestra comprensión de un lugar en que la genética tiene que ver con el desarrollo del cáncer de colon", afirmó el Dr. Durado Brooks, director de los programas de prevención del cáncer de colon y próstata de la American Cancer Society. "Nos apunta hacia direcciones más específicas, añade otra pieza al rompecabezas", afirmó.

Sin embargo, Brooks no considera que el hallazgo sea definitivo. "Respalda parte de otros trabajos que ya se han realizado, identificando esta región genética particular con el cáncer colorrectal", dijo.

El hallazgo ayuda a clarificar un elemento que vincula a la obesidad y al cáncer de colon, pero "esto no tendrá aplicación clínica en el futuro inmediato", afirmó Brooks. "No creo que alteraríamos ninguna recomendación, aparte de animar a la gente a mantener un peso saludable".

La Dra. Georgia Wiesner, genetista del cáncer del Centro médico Case de los Hospitales Universitarios en Cleveland, se mostró de acuerdo.

"Me encantaría decir que en cualquier momento que encontramos un nuevo gen que identifica un riesgo o altera el riesgo podremos usarlo para un nuevo tratamiento farmacológico o al menos identificar a la gente que tiene más riesgo", dijo Wiesner. "Pero en este estudio, tal vez sólo aclare la patogénesis de la enfermedad", apuntó.

Ya se sabe que la gente que es obesa tiene un mayor riesgo de cáncer de colon, señaló Wiesner. "No sé si informar a alguien de que podría tener un marcador específico en realidad alterará lo que hacen", planteó. "Esto no significa que esta gente no necesite evaluaciones regulares".

Más información

Para más información sobre el cáncer de colon, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

Related Stories

No stories found.
logo
spanish.healthday.com